Guerra Facebook vs Neflix, el que este libre que tire la primera piedra
19/10/2020

Guerra Facebook vs Neflix, el que este libre que tire la primera piedra

Una historia de algoritmos, egos e hipocresías.

Compartí la noticia
Escrito por: Esteban Concia

En Septiembre comenzó a circular el documental “Dilema de las Redes Sociales”, originario de Neflix, que se convertiría en un verdadero caso de disputa dialéctica y de sentido acerca del rol de las plataformas sociales y de streaming y su verdadero (o simulado) compromiso con el usuario. 

Ex Gerentes de Gmail, de Facebook, de Pinterest aportan interesantes miradas y a la vez un llamado a la acción: es necesario reflexionar en torno a nuestro uso abusivo de las redes y construir un mundo con tecnología humana, es decir donde no terminemos “sujetados” a decisiones de algoritmos sino en todo caso que esas herramientas nos permitan mayor desarrollo humano y sean a puestos al servicio de la ciudadanía. 
 
El documental serie, es la historia de una familia y sus idas y vueltas con respecto al vínculo con lo digital, a la vez que simulan el algoritmo de una red social mediante tres personas reunidas en una cuarto de control que a partir del tiempo que pasa cada persona en una publicación, de las fotos en las que son etiquetados, de sus búsquedas van generando correlaciones y van mostrando productos, personas y servicios que se acomodan a dichas huellas digitales y ofrecen una especie de satisfacción que nunca es tal, pero la búsqueda de una promesa de deseo permanente no logra otra cosa que una relación de uso, abuso y situación de adicción. 

Pero el algoritmo no es objetivo, el algoritmo busca un objetivo, y es que tu atención, tu tiempo  de uso sea lo más prolongado posible, y más aún esa práctica lo que genera también es que terminamos viendo un recorte de la realidad, y eso es peligroso, o en todo caso es una fuerza tremenda para generar comportamientos. 

Otro punto es la estandarización de la belleza y la función de los cuerpos, en particular de las mujeres y en especial en adolescentes. Si bien el parecerse a una heroína viene ya desde los relatos en libros y en formato audiovisual aquí es más profundo  puesto que los filtros por ejemplo nos permiten “tocar el cielo con las manos”, llegar a “ese lugar” pero claro es virtual y luego de ese momento de satisfacción viene el vacío.  Niños y pre adolescentes queriendo tener en sus vidas el aspecto físico de los filtros, pidiendo incluso operarse o percibiendo que el modelo de deber ser en el aspecto de la presencia es tal o cual. Niños y preadolescente (repitimos) compitiendo por cantidad de seguidores, sintiendo frustaciones en una carrera sin fin y donde además difícilmente lleguen en buenas condiciones o logren esos objetivos. 
 
La capacidad de procesamiento computacional es para algunos la fuente/causa de todo este proceso que aunque no nuevo, es ahora cuando comenzamos a percibir más claramente sus efectos. Esta causa es sobre todo la que exponen los satélites de la Universidad de Stanford y Silicon Valley mientras que en la costa contraria el MIT (Massachusetts Institute of Technology) quizá con más presencia de matemáticos centran el problema central en la cantidad de datos que la humanidad está generando, o en todo caso en la capacidad de procesar muchos datos y de distinto origen de manera constante y en tiempo real. 

El futuro ya llegó. Los algoritmos, una serie de fórmulas para resolver un problema, una ecuación compleja, han logrado tomar vida propia y afinar su mirada cada vez más, al punto de predecir nuestros comportamientos en base a correlaciones, es decir si esta apareciendo A o creciendo A va a aumentar o va a aparecer B. Parece magia, y en parte lo es, si tomamos la magia como la capacidad de engañar a la mente humana, mediante un truco. Bueno estamos ante esa situación. 

Además del comportamiento en torno a estandartes de belleza también las plataformas se están convirtiendo en una gran fuente de noticias y para mantener la atención, para mantener a los usuarios enganchados una estrategia es la polarización, los discursos de odio y de enfrentamiento. Puesto que estos logran sentir al usuario en un mundo donde todos piensan como él, y esto genera sin duda radicalizar el discurso y la mirada, pero a la vez la necesidad de consumir permanentemente ese tipo de “información”.
 
El motor de recomendaciones se está transformando en un nuevo oráculo donde uno tras otro artículo, mediante inteligencia artificial llega a los usuarios a partir de algún interés o comportamiento que han detectado. Visiones parciales entonces tienen su paraíso en esta metodología. Así crecen teorías conspirativas, ideas radicalizadas destructivas de las democracias y claramente comportamientos tendientes a la violencia y  al odio y sobre todo a socavar las bases de un modelo de comunidad organizada, de lazo social de respeto e inclusión del otro, y sobre todo de realización en comunidad. 

 La fake news vuela, la verdad camina y es aburrida. Millones de publicaciones pagas sin control, ni de contenido ni del emisor, o en controles sumamente endebles. Negaciones de problemas graves de la salud pública como la Pandemia, donde con rumores y fake news circulan discursos tan absurdos como negativos.

Ahora bien todo esto que representa el documental y que también han puesto en consideración distintos estudios representa de alguna manera lo que podemos llamar ¡ala crítica” del mundo digital pero no es la única visión que circula. De hecho Facebook responde con un PDF (si leyeron bien). El viejo y querido PDF subido con un simple enlace a una pagina creada a la ocasión. Simple, muy simple y alejado de toda esa maraña tecnológica interminable. 

En este documento Mark Zuckerberg se defiende y da tres grandes argumentos. En primer lugar, expresa que noticias y rumores falsos, polarizaciones y discursos de odio han existido antes que ellos. Luego argumento (y reconoce) que son escencialmente una empresa datos y publicidad, o mejor dicho son una corporación que ofrece datos de posibles consumidores agrupados por intereses y geolocalización. Al vender publicidad pueden garantizar que el acceso a la plataforma sea gratuita. El usuario puede desacativar sus intereses y hacer valer sus “derechos”. Finalmente exprese que el uso de algoritmos y de datos para recomendaciones es un método común a todas las empresas, incluída Nefliz que promociona el documental que un discurso “anti algortimo”. 

Vemos en una ajustada síntesis las 7 respuestas de #Facebook al documental. 

 90% de nuestro contenido es “familias y amigos"; es decir la política en Facebook en circulación de contenido o bien en pauta publicitaria es un fenómeno escaso. “Somos una red social, de intercambio de conocidos” es una constante en el  argumentos en este documento https://conversatoriocompol.com.ar/publicacion/271/facebook-contrataca-a-neflix-nbsp-por-el-documental-el-dilema-de-las-redes-sociales.

#Facebook #Adiccion: “Restamos 50 millones de horas uso de la Red al restringuir el feed a vínculos continuos y reales desde 2018”. Esto es cierto. Agrega que “damos herramientas en el perfil para limitar notificaciones”. La pelota la tiene el usuario para ellos.

#Facebook #Publicidad “Publicidad nos permite que la plataforma sea gratuita. Modelo que permite que pequeños negocios puedan mostrar sus productos. Los anunciantes no saben quién sos, no damos esa información podes quitar los intereses de tu perfil”

#Facebook #Algoritmos “Uber, Neflix y toda plataforma usa algoritmos, ellos no son `malos`, mejoran la experiencia del usuario, la hacen más atractiva, permite mostrar contenidos atractivos para los intereses de las personas”. El que este libre que tire la primera piedra

#Facebook #Datos “Desde el año pasado, el acuerdo https://about.fb.com/news/2020/04/final-ftc-agreement/ 
con la FTC , miles de personas trabajan para más seguridad de datos, aceptamos regulaciones para la industria entera”. La responsabilidad final cae en los gobiernos.

#Facebook “#Polarización existe antes que las plataformas online. Trabajamos en eliminar ese contenido que es mínimo en Face, la mayoría es posteos de amigos y familia”. No queda claro cuán efectivo es ese “trabajo”

#Facebook #Elecciones “Cometimos errores en 2016 ahora trabajamos para no interferir en elecciones con la librería de autor de los anuncios políticos, eliminamos 100 mil posteos y resultados podrán ser comunicados por cuentas oficiales”. Sabor a poco

#Facebook #FakeNews “Removimos 22 millones de piezas de odio en primeros meses 2020 la mayoría antes de ser denunciada. Reconocemos que nuestros sistemas no son perfectos y hay que mejorarlos”. A confesión de parte…

Como verán lo medular de cada argumentación tiene que ver con que el usuario puede decidir sobre sus privacidades, y  que el algoritmo trabaja sobre datos que voluntariamente el usuario entrega. Además que el mismo supone una mejor experiencia de consumo. 

Suenan legítimas estas argumentaciones y dan cuenta de como funcionan las redes, si es de menester destacar que se puede hacer mucho más para frenar las fake y los discursos violentos, y que este es un gran problema y déficit de la esta plataforma. 

En definitiva avanzar en regulaciones y en empoderar a los usuarios de las tecnológicas se transformará en las grandes peleas del siglo XXI, a nivel de un nuevo derecho humano puesto que la tecnología atraviesa toda nuestra experiencia de vida. El desafío es entonces, una vinculación humana, un control y uso positivo  sobre los avances técnicos que el mismo hombre va generando. 

 

 

Esteban Concia / Consultor. Asesor Legislativo. Secretario de DDHH del PJ de La Plata. 

NOTICIAS IMPORTANTES

Suscribite a nuestro NewsLetter y recibí todas las noticias en tu mail